El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

El elegante erotismo de Milo Manara

Milo Manara

Un clásico del cómic erótico

Que Christie’s incluya una de las planchas de tus cómics entre su catálogo de objetos a subastar quiere decir que, en cierto modo, te has convertido en un clásico. Que tu obra tiene el suficiente interés como para que un número indeterminado de personas decidan pujar por la posesión de ese elemento que, en cierto modo, la representa. Eso, ni más ni menos, es lo que le ha sucedido a quien es, seguramente, uno de los mayores dibujantes de cómics eróticos del mundo: el italiano Milo Manara.

La sala Christie´s subasta una plancha de Viaje a Tulum, un cómic que Manara elaboró en 1990 basándose en un guión inédito de Federico Fellini. Como en otras obras del director italiano, Viaje a Tulum exploraba el mundo de la mujer, de la creación artística y de esa infancia de cada uno de nosotros que, irremisiblemente, cada vez va quedando más atrás. Si la película de Fellini fue un proyecto que quedó durmiendo el sueño de los justos, el trabajo de Milo Manara quedó para la historia del cómic, engrosando de ese modo una obra ingente y centrada en los más diversos aspectos del erotismo.

La relación de Milo Manara (pseudónimo de Maurillo Manara, nacido en Luson en 1945) con la ilustración empezó cuando él era apenas un niño. Con doce años ya colaboraba en la elaboración de paneles decorativos. Su trabajo como asistente del escultor español Miguel Berrocal permitió a Milo Manara entrar en contacto con la mujer de aquél. Gracias a ella Manara descubre los cómics. El deslumbramiento que el cómic produce en Manara hace que éste lo elija como el lenguaje para plasmar su mundo interior y para abrirse un hueco en el mundo de la expresión artística.

A finales de los sesenta Milo Manara debuta como autor de cuentos eróticos gracias a la serie policial Genius. Mezcla de novela negra y erotismo, esta colección de cómics eróticos se editaba en formato de bolsillo, lo que permite que Manara llegue a un público muy amplio y heterogéneo. A partir de aquí inicia una fructuosa carrera como dibujante en la que, además de los cómics de temática sexual, destacan aquéllos en los que Manara puede mostrar su compromiso político con las ideas de izquierda. Desde el maoísmo de su juventud hasta posturas más centradas pero igualmente izquierdistas, Manara no pierde la ocasión de mostrar sus ideas sociales en algunos de sus cómics (Encuentro fatal, Balada en Sibemol) o en su manera de dibujar y narrar la historia.

La relación de Manara con algunos poderes no ha sido especialmente cómoda. Tampoco la que ha mantenido con algunos medios. Pese a su fructífera colaboración con Marvel, alguna portada de Manara ha sido rechazada por la editora norteamericana. Empeñada ésta en incorporar heroínas a su larga lista de personajes de cómic, la portada que Milo Manara creó para representar a Spider-Woman originó una gran polémica. Para mucha gente, la portada era demasiado explícita sexualmente. Manara, en mitad de la polémica, declaró que él no tenía la culpa de que las mujeres fueran así. Mofándose de todos los creyentes al atribuir el diseño de la mujer a un creador más importante que él, Manara objetó que él se limitaba a dibujar lo que dicho creador había diseñado.

Spider Woman dibujada por MIlo Manara

La mujer en el cómic erótico de Milo Manara

El cómic erótico de Milo Manara jugó en la década de los setenta del siglo pasado un papel activo en la liberación sexual de la mujer. La mujer, en el cómic erótico de Milo Manara, no era ya una mujer pasiva, que espera la acción del macho. La mujer del cómic erótico de Manara, además de hermosa, es una mujer activa y cachonda, dotada de una libido que la acerca a la ninfomanía; una mujer de piernas inacabables y sonrisa picarona y provocadora, de labios húmedos y pechos que, sin ser excesivos, aparecen siempre turgentes y deseables. Los pechos de las chicas de Manara no caen ni se descuelgan. No existe la gravedad para ellos. Los pechos de las chicas de Manara se mantienen firmes y bellos, como toda la chica en sí. Dentro de esa belleza y de esa sensualidad arrebatadora de la mujer que Manara plasma en sus dibujos hay que destacar la perfección de sus nalgas. Los personajes femeninos de Milo Manara tienen un culo perfecto.

Buscar cualquier cómic erótico de Milo Manara y perderse entre sus páginas es algo así como introducirse en un paraíso de mujeres elegantemente hermosas y arrebatadas. Sensualidad y erotismo es lo que Manara ofrece en obras como Jolanda de Almaviva (historia de piratas protagonizada por una femme fatale), El Click, El perfume del invisible, o en adaptaciones eróticas de obras como Los Borgia o Gulliveriana. Sumérgete en cualquiera de estas obras y disfruta del erotismo elegante de ese tótem del cómic erótico que es Milo Manara.