El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

Sexo e internet: un camino abierto hacia el conocimiento y el placer

El lado oscuro de internet

En demasiadas ocasiones los seres humanos, entre ver el vaso medio lleno y verlo medio vacío, optamos por la opción más pesimista. Es una tendencia de la especie. El mono evolucionado que en el fondo somos tiene algunas otras. Una de ellas, muy acusada también, es la de destacar los aspectos negativos de algo dejando arrinconados los positivos. Éstos, acomplejados, parecen empequeñecerse en su rincón. Parecen, sólo parecen. Y es que, por mucho que se encojan a fuerza de ser despreciados, ellos están ahí, pacientes y esperanzados, esperando su momento, ése instante en que una mano cargada con el arma invencible del optimismo los rescate del olvido y los ponga en el escaparate, relucientes y atractivos, dignos de ser valorados en su justa medida.

En demasiadas ocasiones, y por poner sólo un ejemplo, se han resaltado los aspectos negativos de la relación existente entre sexo e internet. Que si por la red circulan vídeos eróticos grabados en circunstancias casi de explotación laboral y personal. Que si el chantaje erótico y la venganza vía sexting se agazapa en algún vídeo que un día se grabó pensando que el amor que sostenía aquella felación iba a ser eterno. Que si el porno mainstrain no deja de reproducir hasta la náusea una imagen falsa y manipulada de lo que en realidad son las relaciones sexuales que las personas mantenemos cuando volvemos a casa tras una dura jornada laboral. Que si lo que se acaba imponiendo en tanta pornoweb como puede encontrarse en la red es una sexualidad androcentrista salpimentada con grandes y trasnochadas dosis de machismo.

Quizás todo lo anterior sea en mayor o menor medida cierto, pero no toda la relación existente entre sexo e internet se convierte irremisiblemente en una relación lesiva para el sexo o para la manera de practicarlo. Sin ir más lejos, internet es un fantástico instrumento muy útil a la hora de mejorar nuestra vida sexual.

Aspectos positivos de la relación entre sexo e internet

¿Cómo podemos mejorar nuestra vida sexual a partir de la relación entre sexo e internet?

Por ejemplo: buceando en alguna página web que pueda proporcionarte información sobre diferentes posturas eróticas. Del mismo modo que resulta difícil no hojear una edición cualquiera del Kama Sutra y no sentirse empujado a soñar con la posibilidad de realizar una cualquiera de las posturas recogidas en él, resulta harto complicado no dejarse llevar por la misma capacidad de ensoñación si uno contempla en la pantalla del ordenador cualquier imagen que, traída de la nebulosa infinita de internet, nos muestre una tentadora y más o menos sencilla de realizar una determinada postura erótica.

En el caso anterior, sin duda, la relación entre sexo e internet sirve para enriquecer la vida sexual. Además, si la página web es una página medianamente seria y documentada, en ella se recomendarán posturas eróticas para circunstancias muy concretas. Por ejemplo: en la página web se podrán recomendar posturas eróticas para hombres con el pene pequeño. O al revés: puede ser que las posturas eróticas recomendadas lo sean para hombres dotados con un pene grande. O puede ser que se recomienden posturas para practicar el cunnilingus o la felación. O posturas en las que sea la mujer quien tome el control y dirija el coito. No importa. En cualquiera de esos casos, la relación entre sexo e internet habrá resultado muy provechosa para el hombre o la mujer que, sirviéndose de los conocimientos adquiridos, vean cómo se enriquece su vida sexual.

La relación entre sexo e internet puede resultar también muy provechosa para aquellas personas que, más allá del simple conocimiento postural (hay posturas que nunca podremos realizar porque, seamos conscientes, nunca llegaremos a extremar nuestro entrenamiento físico hasta conseguir el nivel de exigencia que las posturas de marras exigen para su práctica), encuentran en muchos blogs ideas y trucos que pueden servir, también, para enriquecer su vida sexual y su competencia como amantes. Saber cómo utilizar la vagina para realizar el llamado beso de Singapur, conocer los secretos de la estimulación anal o prostática, dominar la técnica del beso o aprender golpear de manera erótica las nalgas o los pechos de nuestra pareja son esas cosas que se pueden encontrar en la red y que pueden servir para que la imagen que tengamos de la relación entre sexo e internet se vuelva más positiva.

El lugar ideal para comprar juguetes eróticos

A ello puede ayudarnos también el bucear en todos esos blogs en los que se nos explica cómo debemos servirnos de todo tipo de juguetes eróticos para dar un toque especial a nuestras relaciones sexuales. Si quieres aprender cómo utilizar un dildo, un vibrador, un plug anal o cualquier otro tipo de juguete erótico, bucea en la red y descubre hasta qué punto la relación entre sexo e internet puede ser enriquecedora para el primer elemento de dicha relación.

Internet, además, te ofrece la posibilidad no sólo de conocer todo tipo de juguetes para adultos y conocer cómo usarlos. Internet, además, se convierte para ti en un inmenso bazar en el que podrás adquirir aquellos productos eróticos que más te atraigan. Desde un lubricante a una caja de preservativos, desde un conjunto de lencería erótica hasta un juego de mesa erótico para grupos, desde una vela aromática o un aceite de masaje hasta un artículo erótico de broma, todo lo que desees que tenga relación con el sexo puede ser adquirido on line de una manera rápida, segura y muy discreta. Nadie te verá entrar en el sexshop del barrio ni tendrás que desplazarte hasta otro punto geográfico de la ciudad o la provincia para comprar un látigo, unas esposas o cualquier otro utensilio erótico diseñado para esa práctica BDSM que tanto te entusiasma. Para tener ese juguete erótico que te ha llamado la atención y que servirá para hacer de tu vida sexual una vida sexual más plena te bastará con bucear en internet, encontrar un sexshop on line de confianza, bucear en su web, seleccionar tu juguete, comprarlo y esperar a que un mensajero lo traiga a su casa empaquetado de una manera discreta. En este caso, sin duda también, puede comprobarse hasta qué punto la relación entre sexo e internet puede ser muy beneficiosa para toda aquella persona que quiera disfrutar de una vida sexual más rica.

Como ves, no hay que ser negativo a la hora de valorar la relación entre sexo e internet. En cuestiones de sexo al menos, pongámonos las gafas del optimismo y contemplemos la realidad mirando su lado positivo. Siempre se puede mejorar nuestra vida sexual, e internet puede ser un fantástico instrumento para conseguirlo. Compruébalo clicando cualquiera de los enlaces que aparecen en este post.