El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

El porno: territorio abonado a la parodia

parodia star wars

Que prácticamente todo es parodiable es algo que las productoras del cine porno no dejan de demostrar año tras año. Como dirían los clásicos, las productoras pornográficas están a la que salta para lanzar al mercado sus productos, inspirados en muchas ocasiones en una serie televisiva o una película de éxito. Para hacerlo, intentan que su lanzamiento coincida con el estreno de la creación original parodiada. En este caso, quien ha sufrido la deformación paródica y pornográfica ha sido El Hobbit: la Batalla de los Cinco Ejércitos, la precuela de El Señor de los Anillos.

Se ha encargado de esta parodia Wood Rocket, una productora pornográfica con su propia página web para visionado gratuito (woodrocket.com) y que ya hizo en su momento parodias como Game of Bones o The Vampire Slayer XXX. Enanos, elfos, miembros de El Concilio Blanco… todos ellos encuentran su versión húmeda en esta webserie con la que Wood Rocket no hace sino seguir la estela que ella y otras productoras del cine para adultos siguen desde hace tiempo para hacer las delicias de los amantes del género. No hace mucho, de hecho, comentábamos en alguno de nuestros posts cómo los guionistas de Television X, una cadena británica, fijaban su vista en la serie televisiva Dowton Abbey para crear una delicia pornográfica como Down on Abby.

Con esa parodia, Television X no hacía otra cosa que marcar un hito más en una tarea habitual: la de la recreación, bajo el prisma erótico-humorístico, de una obra televisiva o cinematográfica de éxito. Le ha pasado a CSI, a Friends, a Anatomía de Grey… Incluso los Simpson tienen el honor de tener una versión XXX dedicada.

Un género cinematográfico que no podía quedar sin secuela pornográfica es el de los superhéroes. ¿Qué mayor superhéroe, desde el punto de vista de la industria cinematográfica del cine para adultos, que un macho, macho, man, que, pene en ristre, va desflorando y penetrando todo lo que se mueve? ¿Qué mayor temática erótica que la de un héroe que, con el único poder paranormal de su miembro viril, consigue doblegar y derrotar a las malignas villanas que, rendidas ante su poder, acaban obsequiándole con inacabables felaciones y entregándose a las superheróicas penetraciones vaginales y anales con las que ese superhéroe las lleva al paroxismo del placer? Superman, Spiderman, Ironman, el increíble Hulk, Batman o el Capitán América han tenido su parodia pornográfica.

Junto a ellos, también han tenido su parodia películas de pelaje tan distinto como Star Wars, Titanic, Salvar al soldado Ryan, El Padrino o Avatar. Ni tan siquiera el entrañable ET se salva de su parodia. En 1996, una productora alemana convirtió al simpático extraterrestre de Steven Spielberg en una alienígena que llega a la tierra durante la época victoriana. Esta alienígena, deseosa de conocer los usos y costumbres de los terrícolas, centra su estudio especialmente en las relaciones sexuales. Así, esta ET de parodia se entrega a todo tipo de gozo sexual. Escenas lésbicas, masturbaciones, sexo por detrás… Nada escapa al aprendizaje de la ET del porno.

Pulp Fiction, El Señor de los Anillos, Misión Imposible, Ángeles y Demonios, Indiana Jones, Forrest Gump, Flash Gordon, Star Treck, Drácula, Scooby Doo, James Bond, Harry Potter, Los hombres de negro, Las vigilantes de la playa, Tomb Rider, American Pie, La matanza de Texas, Viernes 13, Psicosis, Scream, Halloween, Pesadilla en Elm Street, Evil Head, Paranormal Activity… La lista podría ser interminable y, en muchos casos, los títulos y el argumento podrían venir directamente desde el cine de terror. La tentación de encontrarse con un guión medio hecho y de aprovechar un tirón publicitario debe ser, en muchos casos, una razón más que suficiente para llevar a cabo estos proyectos que inundan el mercado del cine pornográfico. No son difíciles de encontrar. Basta navegar un poco por la red para dar con la web apropiada para poder visionar la película que se desee ver.