El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

Tipos de pornografía

sexo con chicas

Irina es una modelo acompañante en Barcelona que te ofrece esta página web. Esta ardiente prostituta de lujo te presenta su video sexual para que te apetezca follar con ella y decidirte si tener un encuentro íntimo con ella. Además de su vídeo gratis, te invita a ver sus fotografías más eróticas y acceder a su número de teléfono y mail. Para ello sólo tienes que en su foto o en el enlace siguiente: sexo con chicas.

¿Qué es la pornografía?

Imposible no hablar de erotismo sin referirnos de tanto en tanto a la pornografía. Pornografía y erotismo se tocan y, para muchas personas, las fronteras entre uno y otro no están tan claras. Erotismo y pornografía hacen referencia al Eros y el sexo está presente en ambos, aunque en distingo grado de intensidad.

Para diferenciar erotismo y pornografía nada mejor que definir la segunda. Hablamos de pornografía o de producto pornográfico para referirnos a aquella manifestación o a aquel producto que tiene como objetivo perseguir la excitación del individuo e incrementar progresivamente las cantidades de excitación mostrando sexo de una manera más o menos mecánica y explícita.

Que la pornografía se haya asociado en las últimas décadas a uno solo de sus modos de plasmarse (el cine pornográfico, cine X o cine porno) no quiere decir que la pornografía quede circunscrita a dicha forma de plasmación. Podemos encontrar pornografía en el mundo de la literatura, en la animación, en la fotografía, en la historieta, etc.

La pornografía es tan vieja como la historia. En cierto modo, podría considerarse pornografía lo que muestran algunos muros de Pompeya o lo que se contempla en las paredes del templo hindú de Kharujaho, todo ese amplio espectro de figuras de piedra que, como si de un Kama Sutra de piedra se tratara, muestran a parejas copulando en las posturas más inverosímiles. Pornografía podrían considerarse, también, muchos fragmentos literarios de obras de autores como el Marqués de Sade. La pornografía, pues, no la hemos inventado hoy, aunque con probable seguridad sí es ahora cuando ha adquirido una mayor expansión y una mayor presencia social a través de los diferentes tipos de productos pornográficos distintos.

Hablar de tipos de pornografía supone hablar de tres clasificaciones principalmente. La primera de ellas se fundamenta en el medio utilizado para plasmar lo pornográfico. La segunda, en la intensidad de los contenidos mostrados en el producto pornográfico en sí.

Veamos cuáles son los diferentes tipos de pornografía presente en dichas clasificaciones.

Tipos de pornografía según el medio

Dependiendo del formato o el medio en que se muestra lo pornográfico podemos distinguir los siguientes tipos de pornografía:

  • Revistas pornográficas. Las revistas pornográficas tuvieron su momento de esplendor en la década de los setenta. Llegada la década de los 90, los títulos se habían multiplicado y habían aparecido publicaciones especializadas en determinadas prácticas eróticas o en diversas orientaciones sexuales. Así fueron apareciendo revistas para gays, lesbianas, swingers, BDSM, personas interesadas en el sexo interracial, etc. La llegada del DVD y, posteriormente, del cine porno on line supuso un duro golpe para este tipo de pornografía.
  • Películas, vídeos, DVD’s pornográficos. El cine porno no nació ayer. Durante la década de los diez del siglo pasado ya se rodaban películas con contenidos sexuales explícitos, pero ha sido durante los últimos cuarenta años cuando este tipo de cine ha alcanzado su máxima difusión y su mayor nivel de calidad. Los cines pornográficos tuvieron un notable éxito durante la década de los setenta. La llegada del vídeo supuso un duro mazazo para la exhibición pública de películas pornográficas. La gente ya no tenía de desplazarse a un cine ni quedar visualizado ante toda aquella persona que lo viera entrar en el mismo como consumidor habitual de productos pornográficos. Bastaba con comprar videocasetes o, en tu caso, con alquilarlos en los numerosos videoclubs que empezaron a salpicar las ciudades. El siguiente paso en la exhibición de cine porno fue la aparición de los canales televisivos temáticos por cable y, por supuesto, el DVD. Las nuevas cámaras digitales, además, permitieron la aparición de un subgénero dentro del cine pornográfico: el vídeo porno aficionado o, dicho de otro modo, el porno casero.
  • Pornografía por internet. Internet ha supuesto una gran revolución dentro de la pornografía. La expansión de la red ha supuesto un duro golpe para la producción cinematográfica pornográfica tradicional y ha puesto de moda un nuevo tipo de porno: el porno en streaming. El chat, las conversaciones en línea, el acceso a vídeos porno de corta duración… todas estas posibilidades son las que han llegado de la mano de internet al consumidor o a la consumidora de pornografía que puede encontrar, on line, desde productos de apenas unos minutos a películas enteras.
  • Audiopornografía, pornollamadas o líneas eróticas.

Tipos de pornografía según los contenidos y su intensidad

Según los contenidos plasmados en el producto pornográfico y la intensidad de los mismos, podemos distinguir entre los siguientes tipos de pornografía:

  • Softcore. En este género pornográfico, llamado también porno blando o porno suave, las escenas de sexo no se muestran de una manera explícita. La pornografía softcore no incluye primeros planos de los genitales y tampoco muestra en detalle las penetraciones o el sexo oral (cunnilingus y felaciones). Al softcore, por ejemplo, pertenecerían los contenidos de publicaciones como Playboy o SoHo. El “ecchi” japonés también formaría parte de este tipo de pornografía, así como las creaciones de directores cinematográficos como Andrew Blake.
  • Mediumcore o pornografía convencional. Las fronteras entre este tipo de pornografía y la anterior son bastante difusas. Playboy, por ejemplo, podría estar considerado un típico producto del mediumcore, un lugar en el que las modelos muestran la totalidad de su cuerpo en posturas que pueden resultar más o menos provocativas.
  • Hardcore. Este tipo de pornografía, llamada también porno duro, muestra explícitamente el acto sexual bien sea oral (cunnilingus, anilingus, felaciones), vaginal o anal, al igual que prácticas sexuales en las que se utilice cualquier tipo de juguete sexual (dildos, vibradores, plugs, etc.) o prácticas de sexo en grupo explícito. Dentro de la pornografía hardcore podemos encontrar productos dirigidos a personas de diferentes orientaciones sexuales. Así, dentro de este tipo de pornografía podemos encontrar productos pornográficos para heterosexuales, para homosexuales (tanto masculinos como femeninos), para amantes de la transexualidad y para zoofílicos.
  • Postporno. Este tipo de pornografía intenta subvertir las reglas de la pornografía tradicional. Del postporno y de un tipo de pornografía muy cercano a él (el porno feminista) hemos hablado en algunos de los artículos de nuestro blog. Basta con que cliques sobre los siguientes enlaces para que tengas acceso a ellos (“El postporno: la visualización del sexo diverso”, “Cindy Gallop: educación sexual versus educación pornográfica” y “Porno femenino: nuevos aires en la industria del porno”). El objetivo de este tipo de pornografía es hacer que otras formas de entender la sexualidad tengan presencia pública. Lo que el postporno persigue, entre otras cosas, es hacernos reflexionar sobre lo que es la pornografía, sobre lo que es la imagen pornográfica y, sobre todo, sobre lo que es el género.