El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

La fotografía erótica de Sam Haskins

sexo con chicas

Judith Valls es una chica escort en Barcelona que te presenta este relato. Esta hermosa prostituta de lujo te convida a visionar su video sexy para que la puedas visionar y tomes la determinación de conocerla. Aparte de su vídeo gratis, te invita a ver sus fotos más sexys y acceder a su número de teléfono y mail. Para ello sólo tienes que en su foto o en el enlace siguiente: sexo con chicas.

“Five Girls”

Si hay un fotógrafo que contribuyó de manera decisiva a la evolución de la fotografía de desnudos ése es el fotógrafo estadounidense de origen sudafricano Sam Haskins.

Samuel Joseph Haskins nació el 11 de noviembre de 1926 en Kroonstad, en la provincia del Estado Libre de Orange de Sudáfrica. Fue precisamente en Sudáfrica, en Johannesburgo, donde Haskins inició su carrera como fotógrafo publicitario en 1953. Formado en el Colegio Técnico de Johannesburgo entre 1945 y 1948, fue en dicho centro educativo donde realizó un curso de arte general y un módulo fotográfico a tiempo parcial. Sam Haskins profundizó en sus estudios de fotografía en la London School of Printing and Graphic Arts en Bolt Court.

Sam Haskins supuso un antes y un después en la historia de la fotografía publicitaria en su país. Él fue el primero en dirigir el que se tiene como el primer estudio de publicidad freelance moderno de África.

Haskins intentó abrirse camino en Inglaterra. Especializado en la realización de calendarios, Sam Haskins tuvo que sufrir el rechazo de las grandes editoriales británicas para dar el paso que había de convertirlo casi en una leyenda. Ese paso fue el de optar por la autoedición. Convencido de la valía de su obra, Haskins plantó cara a los que pensaban que su obra era demasiado arriesgada y en exceso atrevida. Esa apuesta fue exitosa. Haskins, con Five Girls, publicada en 1962, mostró a la perfección lo que era el espíritu de los sesenta y consiguió llamar la atención y conseguir el aplauso de una multitud de espectadores que iban a convertirlo en su fotógrafo erótico de cabecera.

Five Girls recoge las primeras exploraciones de Sam Haskins, su búsqueda de una manera original y absolutamente personal de enfocar el desnudo femenino. Las fotografías de Five Girls, libro que es considerado uno de los más influyentes en la historia de la fotografía de moda, recogen los rostros y los cuerpos de un puñado de atractivas jóvenes que parecen tener de su sexualidad una concepción eminentemente lúdica.

Otras obras de Samuel Haskins

Más allá de Five Girls, tres libros ayudaron de manera fundamental a cimentar el prestigio de Sam Haskins como fotógrafo de referencia e inolvidable fotógrafo de desnudos. Esos libros recogen algunas de las más bellas fotografías de Sam Haskins. Sus títulos son los siguientes:

  • Cowboy Kate & Other Stories, publicada dos años después de Five Girls, es un libro fundamental en la historia de la fotografía erótica. Ganador del Prix Nadar 1964 en Francia, de esta obra, en la que se exploraba de manera deliberada el grano fotográfico en blanco y negro como medio de expresión, se vendieron alrededor de un millón de ejemplares en todo el mundo. En Cowboy Kate & Other Stories, Sam Haskins recorre buena parte de los mitos norteamericanos de la mano de una modelo no profesional.
  • November Girl (1967). Sam Haskins reunió en esta obra una excelente colección de collages que en apenas unos años se convirtieron en fuente de inspiración de muchos fotógrafos que experimentarían con el surrealismo durante la década de los setenta y los ochenta.
  • African image (1967). Quizás como homenaje a su continente natal, Sam Haskins reunió en esta excelente colección de fotografías un amplio abanico de imágenes en las que los pueblos indígenas, su cultura, su paisaje y su forma de vida eran el tema central de las mismas.

Un año después de la publicación de African Image, en 1968, Sam Haskins se trasladó a Londres, donde fijó su residencia. Fue ahí, desde su estudio en Glebe Place, junto a King’s Road, desde donde Haskins trabajó como fotógrafo publicitario para marcas como Honda, Pentax, BMW, British Airways o Unilever.

Sam Haskins, en ciertos aspectos tan experimentador, fue fiel a una marca de cámara fotográfica durante toda su carrera. Esa marca, que acabó convirtiéndose en Pentax, fue la marca Asahi Optical. Haskins sólo “traicionó” a Asahi durante un corto período de tiempo. Lo hizo con Hasselblad, una de las grandes marcas de la historia de la fotografía.

Sam Haskins se declaró amante de ese tipo de belleza femenina en la que confluyen por un lado el componente sexy de una mujer bella y por el otro ese aire de inocencia que sólo pueden tener las mujeres recién salidas de la adolescencia.

En diciembre de 2006, La National Portrait Galley de Canberra (Australia) inauguró la primera exposición retrospectiva de la obra de Sam Haskins, y tres años después, en 2009, Haskins editó el que era su primer libro en 24 años. Su título, Fashion Etcetera. En esta obra Sam Haskins realiza una retrospectiva de su trabajo como fotógrafo de moda. El concepto que de la moda, el diseño y el estilo había plasmado Haskins en sus trabajos para Vogue, Elle, Harper’s Bazaar, Allure y New York Magazine quedaba perfectamente plasmado en esta obra.

Sam Haskins sufrió un derrame cerebral el 19 de septiembre de 2009 y falleció unas semanas después, el 26 de noviembre, en su casa de Bowral (Australia).