El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

¿Esta muñeca es de carne y hueso?

Muñecas eróticas hiperrealistas

Entre 5.000 y 25.000 euros. Ése es el precio que pueden alcanzar en el mercado las muñecas eróticas hiperrealistas que fabrican Abyss Creations y Sinthetics, dos empresas californianas que se han especializado en la elaboración de este tipo de creaciones eróticas. A la vista de sus productos, nadie podrá hablar ya de cutrerío cuando se refiera a las muñecas eróticas. Lejos quedan ya los costurones de plástico y esa apariencia de globos con piernas que tenían las viejas muñecas hinchables, aquéllas que tanto han servido para aderezar películas de humor grueso y despedidas de soltero sin demasiadas aspiraciones. Pestañas y cabello natural, tacto similar al de la piel humana y órganos sexuales con calor humano redondean la imagen de un producto que tiene apariencia de persona y que está causando furor en ciertos círculos.

Estas dos empresas norteamericanas se han alejado de los modos de fabricación asiáticos para evitar todo tipo de fabricación en serie. Bajo pedido y siguiendo siempre las indicaciones del comprador que hace el encargo: así fabrican sus muñecas en Sinthetics. El comprador elige la estatura, el color del cabello, la piel y los ojos, la estructura corporal, el tamaño de los senos y también de la vagina o el pene (pues también las mujeres o los homosexuales pueden realizar su propio pedido) y el equipo de diseño y fabricación de Sinthetics, siguiendo dichas indicaciones, procede a la elaboración de la muñeca.

La muñeca erótica puede ser una réplica casi perfecta de un personaje famoso (imagina tener en tu casa una réplica prácticamente perfecta de Irina Shayk, Rihanna o Scarlett Johansson) o de una antigua pareja. En el caso del famoso se introduce una pequeña variación para que, aunque sea fácilmente reconocible, no sea un clon perfecto. En el caso de una antigua pareja, se solicita la autorización de la persona a la que la muñeca erótica hiperrealista va a parecerse.

¿Cuáles son los límites de Sinthetics? Un maniquí con aspecto infantil. La empresa californiana no realiza ese tipo de muñecas hiperrealistas. Sí realiza, sin embargo, todo tipo de maniquís para colectivos con orientaciones sexuales no heteros. Hermafroditas, trans… todas estas orientaciones sexuales pueden encontrar su plena satisfacción con las muñecas eróticas hiperrealistas de Sinthetics.

Hacia la muñeca erótica-robot

Otras empresas, como Abyss Creations, están intentando ir un poco más allá. De hecho, están intentando aplicar principios de robótica a sus creaciones para que los maniquís eróticos puedan realizar gestos faciales e incluso hablar contestando a una serie de preguntas tipo. Para ello cuentan con la colaboración de ingenieros que trabajan en llevar a cabo este proyecto (Realbotix). ¿El objetivo? Crear amantes perfectos, seres casi humanos que sean capaces de regalarnos increíbles sesiones de sexo sin tener que bregar con los inconvenientes del mantenimiento de una relación sentimental.

Indudablemente, ninguna muñeca erótica puede sustituir el contacto físico y la relación interpersonal, pero puede llegar a ser un buen entretenimiento o una manera de enriquecer la propia sexualidad. También puede ser una opción para todas aquellas personas que han perdido a un ser querido y que, hasta decidirse a dar el paso de conocer a otra persona, no quieran renunciar a la práctica sexual.

El éxito de estas muñecas eróticas hiperrealistas ha llevado a la aparición de diversas comunidades y foros de amantes de las mismas en internet. En thedollforum.com o en ourdollcommunity.com los amantes de las muñecas hiperrealistas pueden exponer las fotos de sus “parejas” y, por supuesto, compartir experiencias con quien, como ellos, son fervientes admiradores de estas diosas de silicona.