El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

Nueve grandes clásicos del cine erótico italiano

En nuestra web ya hemos dedicado algunos artículos al cine erótico de algunos países. Así, en algunos textos te hemos propuesto visionar grandes títulos del género de países como España o Japón. En este artículo de hoy queremos fijar nuestra mirada en la cinematografía erótica de un país cercano y con el que mantenemos infinidad de lazos culturales. Ese país es Italia y los títulos que vamos a nombrar en este artículo forman parte, sin duda, de la historia mundial del cine erótico. Algunas de esas películas han servido para colocar en el Olimpo de las bellas y sugerentes divas del celuloide a actrices como Laura Antonelli (a quien ya dedicamos en nuestro blog un artículo con ocasión de su fallecimiento), Ornella Muti, Monica Bellucci o Agustina Belli; mujeres que, sin duda, ocupan un lugar de honor en la mente de todos los amantes de la belleza en general y del erotismo en particular.

Veamos a continuación cuáles son algunos de los principales títulos de la historia del cine erótico italiano.

  • El portero de noche. Ostentando con “orgullo” el hecho de haber sido un film prohibido en muchos países en el momento de su estreno (en España no pudo verse hasta 1976, un año después de la muerte de Franco y dos de que la película fuera proyectada por vez primera), esta película erótica italiana protagonizada por Charlotte Rampling y Dick Bogarde y dirigida por Liliana Cavani está ambientada fuera de Italia, concretamente en la Viena de 1957. Es en esa ciudad donde se desarrolla la trama de la película. Dicha trama se centra en la historia de una mujer que, casada con un director de orquesta norteamericano, reconoce en el portero nocturno del hotel en que se aloja con su marido a un oficial de las SS. Esta mujer, que había estado internada en un campo de concentración, reconoce en ese portero al hombre que, en aquel lugar de horror, la había obligado a convertirse en su amante. Lo que se nos cuenta en este film erótico italiano es una historia de marcados tintes sadomasoquistas. En la película hay una escena que Rampling, que había sido propuesta por el mismo Bogarde como protagonista femenina del film, se negó a repetir. En esa escena, Bogarde y Rampling luchan en el suelo. Según la directora de esta famosa película, las bofetadas que Bogarde infligía a Rampling durante esa pelea no eran fingidas.
  • Malicia. Dirigida por Salvatore Samperi y protagonizada por la siempre recordada Laura Antonelli, esta película erótica italiana, estrenada en 1973 en el 23º Festival Internacional de Cine de Berlín, contaba la historia de una mujer (papel que interpretaba la propia Antonelli) que debía hacerse cargo como ama de llaves de un hombre viudo y de sus tres hijos tras fallecer la esposa de aquél y madre de éstos. El film fue especialmente provocativo y provocó la protesta de los más puritanos al mostrar como un menor acosaba sexualmente a la guapa y sexy ama de llaves. Ésta, de entre toda su filmografía, fue la película que más fama dio a Laura Antonelli. No en vano, con ella ganó la actriz italiana el David di Donatello (algo así como el Goya italiano). Otros títulos famosos de la filmografía de Antonelli fueron El placer de Venus, A su excelencia le gustan las mujeres, El inocente, Divina criatura o Entre el amor y la muerte. Sin duda, si hay una mujer que puede ser calificada como símbolo del cine erótico italiano de los años setenta esa mujer es Laura Antonelli.
  • Maladolescenza. Esta película italiana del género erótico estaba llamada a ser un escándalo. Después de todo, era difícil que no lo fuera un film en el que se mostraban a actores y actrices menores de edad en escenas de desnudos y sexo. Aún hoy, más de cuarenta años después de su estreno (1977), este film no se puede encontrar ni visionar en más de un país. Dirigida por Pier Giuseppe Murgia, Maladolescenza fue especialmente criticada en Alemania. Esta película nos cuenta la historia de Laura y Fabrizio, dos adolescentes que pasan el verano en la casa de verano familiar de uno de ellos. El bosque de los alrededores es el espacio en que disfrutan de la naturaleza y el lugar en que “se aman”. La llegada de otra joven, Silvia, hace que el comportamiento de Fabrizio respecto a Laura cambie completamente.
  • Calígula. Si hay un film que sin duda merece figurar con letras de oro en la historia del cine erótico italiano ese film es esta obra dirigida por Tinto Brass y en la que se nos cuenta el ascenso y caída del emperador romano Calígula. Con guion original del autor estadounidense Gore Vidal, este filme erótico italiano, protagonizado por actores de la talla de Malcolm McDowell, Peter O’Toole o Helen Mirren,. tuvo dos versiones, una apta para exhibir en salas comerciales (la versión del propio Brass, que incluía, también, escenas de sexo) y otra sin censura, que fue exhibida en 1984, cinco años después del estreno, y en la que aparecían las escenas extendidas y que había decidido incluir en ella Bob Guccione, fundador de la revista Penthouse y productor del filme. En esta versión extendida de Calígula aparecen escenas de sexo lésbico y homosexual, así como escenas alusivas a prácticas zoofílicas e incestuosas. Esta versión extendida sigue estando prohibida en múltiples países.
  • Malena. Giuseppe Tornatore, director de Cinema Paradiso, fue el encargado de rodar esta película erótica italiana ambientada en Castelcutó, una pequeña villa siciliana, durante la Segunda Guerra Mundial. Protagonizada por la bella Monica Bellucci, que interpreta el papel de Malena, la historia trata sobre el descubrimiento de la sexualidad por Renato Amoroso, un adolescente que queda prendado por los encantos físicos de la bella y sensual Malena.
  • El diablo en el cuerpo. Una felación real realizado por la actriz Maruschka Detmers a su compañero de reparto Federico Ptizalis fue, sin duda, el gran enganche publicitario de este film erótico italiano rodado en 1986 y dirigido por Marco Bellocchio. Lo que se nos cuenta en esta película, construida como una adaptación libérrima de la novela del mismo título de Raymond Radiguet, es la relación entre Andrea, un joven estudiante, y Giulia, una atractiva mujer hija de una víctima del terrorismo. Los caracteres inestables de Giulia y Andrea se verá reflejado claramente en su relación.
  • Las mil y una noches. Las mil y una noches es, sin duda, uno de los grandes clásicos de la literatura oriental. Quien más quien menos conoce el argumento de dicha obra y como Sherezade aleja el peligro de ser asesinada por el sultán entreteniéndolo con un cuento sin final cada noche. Algunos de esos cuentos tienen temática erótica, otros son de aventuras (baste nombrar, por ejemplo, los que hablan de Aladino, Simbad o Ali Babá). El gran cineasta italiano Pier Paolo Pasolini escogió algunos de los cuentos eróticos que aparecen en la obra para filmar en 1977 su propia versión de la misma. En el film pasoliniano, la figura central es el personaje de Ninetto, papel protagonizado por Ninetto Davoli, que había sido hasta poco antes de rodar el film pareja sentimental de Pasolini y que en la película aparece explícitamente desnudo y de frente. Este filme forma parte de lo que el propio Pasolini llamó la Trilogía de la Vida y que está formada por El Decamerón, Los cuentos de Canterbury y Las mil y una noches.
  • Saló o los 120 días de Sodoma. Esta película erótica italiana fue otro de las grandes y polémicas creaciones de Pier Paolo Pasolini. Si Las mil y una noches había sido el último filme de la Trilogía de la Vida, Saló o los 120 días de Sodoma estaba llamada a ser la primera película de la Trilogía de la Muerte, una trilogía que no llegó a filmarse debido al asesinato del director, poeta e intelectual italiano. Inspirada en la obra del Marqués de Sade, esta película muestra escenas eróticas de absoluta crudeza en las que aparecen hombres que, de manera explícita, satisfacen sus deseos sexuales sin atender a ley moral alguna. Prohibida en varios países, en Saló o los 120 días de Sodoma participan menores y se muestran escenas de violación, tortura y asesinato. Es, sin duda, uno de los títulos imprescindibles del cine erótico italiano, aunque la temática del film, como por regla general la obra de Pasolini, va más allá de lo que es la temática sexual para indagar y adentrarse en temas muy variados.
  • El último tango en París. Mítica entre los filmes míticos de la historia del cine erótico, esta película erótica que para muchos es francesa por la ciudad en la que se desarrolla la trama y por la nacionalidad de su protagonista femenina, pero que podemos considerar perfectamente italiana pues fue dirigida por el cineasta italiano Bernardo Bertolucci, fue rodada en 1972. El último tango en París nos cuenta la historia de Paul, un hombre de 45 años que acaba de enviudar, y Jeanne, una actriz amateur que roza los 20. Que el papel de Paul es interpretado por Marlon Brando y el de Jeanne por la actriz francesa Maria Schneider es algo que cualquier amante del cine sabe. También cualquiera sabe que el film trata sobre el dominio casi tiránico que Paul ejerce sobre Jeanne. De hecho, años después se supo que la mítica escena en que Paul utiliza mantequilla para lubricar el ano de Jeanne y, así, penetrarlo, es, en verdad, una especie de violación de Brando a Schneider (no figuraba en el guion que se había entregado a Schneider) consentida por Bertolucci. Se dice que Schneider pudo perdonar a Brando y ser amiga suya durante muchos años, pero que el odio hacia Bertolucci no terminó nunca. Para los españoles, El último tango en París es una película con unas resonancias culturales y sociales especiales. No en vano, eran muchos los españoles que, en las postrimerías del franquismo, cruzaban la frontera francesa con el único objetivo de acercarse a ciudades como Perpignan para ver esta película erótica italiana que, cosas del nacionalcatolicismo franquista, no podía verse en España. Y es que aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor no deja de ser, por regla general, una frase hecha.