El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

«Sex Tour», el reality show del sexo

actriz porno rebecca more

El camión del sexo

El reality show ha llegado al porno. ¿Los culpables? Macondo, un famoso director porno que triunfa en Television X (un canal televisivo británico privado y especializado en cine para adultos) y la porno-star Rebecca More. De la mente del director surgió la idea de que la actriz viajara por Inglaterra en un camión manteniendo relaciones sexuales dentro de él con los ganadores de un concurso.

Este proyecto, que ha recibido el nombre de “Sex Tour”, comenzó el pasado 17 de octubre y finalizó ocho días después, el 25 de octubre, en Londres. Hasta ese momento, el camión del sexo había recorrido las ciudades de Birmingham, Manchester, Leeds y Southampton, levantando a su paso todo tipo de quejas entre los diferentes grupos políticos. Para algunos, este proyecto lindaba con la prostitución. Para otros, el Tour del Sexo era simplemente una cuestión de mal gusto, algo que ofrecía una idea equivocada de lo que debe ser el sexo y que no servía para hacer propaganda de lo que, según ellos, es primordial al tratar de asuntos que tengan que ver con las relaciones sexuales: el sexo seguro.

Una porno-star al servicio del concursante

Pero no todo han sido quejas al hablar del «Sex Tour». De hecho, y según ha comentado la productora, fueron más de 2000 las solicitudes recibidas (tanto de hombres como de mujeres) para participar en este reality show húmedo y cachondo. De entre todas esas solicitudes fueron al final 20 los ganadores del concurso y, con ello, los llamados y llamadas a montar en el camión del sexo para, allí, disfrutar de un buen rato de sexo en escenas en las que, indudablemente, debían brillar, entre otros encantos, las imponentes tetas de Rebecca More.

Rebecca More, nacida en 1978 en el Inglaterra, autodenominada como la MILF (acrónimo de Mom I’d Like to Fuck, Madre a la que me follaría) del Reino Unido y estrella en series televisivas porno como Sherlock Bones o Cum Dine with Me y en películas como Fuck Dollz o God Save the Kink, ha follado con esos veinte ganadores y ganadoras (entre las especialidades cinematográficas de More destacan sus escenas lésbicas) mientras las cámaras grababan para, posteriormente, editar una película porno que será la guinda de este Gran Hermano del sexo hecho y promocionado para ser emitido en Television X, un canal especializado en cine para adultos y en la parodia desde la óptica porno de series televisivas de éxito.

Parodias de teleseries

La última de esas series televisivas de éxito que sufrió en sus carnes los efectos de la mirada lujuriosa y la mente calenturienta de los guionistas de Television X fue Dowton Abbey. Basándose en la trama argumental del original, la productora Harmony films y el director Gazzman se encargaron de rodar Down on Abby, un film protagonizado por Lexi Lowe y por el legendario actor porno Ben Dover que fue rodado en un castillo en los alrededores de Birmingham y que se puede encontrar en DVD.

La idea de recorrer Inglaterra con un camión para practicar sexo no es, sin embargo, nueva. El mismo director, Macondo, ya hizo uso de ella en 2009. Entonces, el país escogido para que el camión del sexo lo recorriera fue Irlanda. La actriz en aquella ocasión fue la seductora y atractiva Tanya Tate, que después probó suerte como directora con el film Tanya Tate’s the MILF Masseuse y que atesora un gran número de premios como actriz. El tour del sexo del 2009, como no podía ser menos, estuvo rodeado por el escándalo. Entre los hombres que tuvieron el placer de gozar del cuerpazo de Tanya Tate figuraba el hermano de un concejal del condado y un jugador profesional de rugby.

Quizás a todos nosotros nos quede la esperanza de que, quizás algún día, algún productor español se decida a imitar la idea de Macondo, More y Television X y, con un camión patrio, vaya recorriendo las carreteras de nuestro país y deteniéndose en los pueblos para darnos la opción de concursar para obtener el premio gozar de los cuerpos serranos y de las artes folladoras de algunas de nuestras grandes estrellas porno (que también las tenemos). Mientras ese momento llega, no es mala opción la de disfrutar de los encantos corporales que nos ofrecen las maravillosas, lúbricas y excitantes escorts de nuestro país.