El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

Pussypedia o cómo aprender todo lo que no se sabe sobre los genitales femeninos

La vagina ha sido y es, para muchos, una gran desconocida. El hombre le ha puesto mil nombres populares (chocho, coño, potorro, chichi, concha, totona…) pero se ha preocupado demasiado poco por saber cómo es exactamente y cómo funciona ese órgano tan delicado y y deseado al mismo tiempo. Al exceso de patriarcalismo de la cultura de nuestra sociedad se le ha sumado, históricamente, la falta de educación sexual. Tuvo que llegar la llamada “revolución sexual” de los 60 y, sobre todo, los progresos efectuados por el feminismo, para que la sexualidad femenina empezara a adquirir presencia y el rol sexual de la mujer no quedara supeditado única y exclusivamente a la satisfacción masculina y a la voluntad procreadora. Pero que se hayan producido esos avances no quiere decir que no quede mucho camino por recorrer. Y para que ese camino se recorra correctamente y se avance hacia alcanzar la meta de un tiempo en el que hombres y mujeres puedan disfrutar íntegra y saludablemente de su sexualidad, es necesario que surjan iniciativas como la Pusypedia.

¿Qué es la Pussypedia? La Pussypedia es una enciclopedia online gratuita, bilingüe e inclusiva que tiene una finalidad: que el usuario de la misma acabe conociendo cómo funciona la “pussy”. ¿Y qué es la pussy? La pussy es un término anglosajón que ha sido utilizado por la periodista Zoe Mendelson y la diseñadora gráfica María Conejo para denominar una zona de la anatomía femenina que comprende la vagina, la vulva, el clítoris, el útero, la vejiga, el recto y el ano”. Las Mendelson y Conejo apuntan también que la pussy, “quién sabe”, puede incluir también “algunos testículos”. Es decir, la palabra pussy engloba todas las estructuras anatómicas que forman el aparato genital femenino.

Mendelson y Conejo han declarado que fue su propio desconocimiento sobre la anatomía y la sexualidad femenina el que le llevó a crear la Pussypedia. Ampliar ese conocimiento y proporcionar una herramienta atractiva para que la gente pueda, también, acceder a él, es el objetivo principal de estas dos mujeres para quienes el hecho de poseer pussy no les hace mujeres. Para Mendelson y Conejo, “muchas mujeres con pussies no son mujeres y muchas mujeres no tienen pussies”.

Una enciclopedia colaborativa

La Pussypedia destaca, entre otras cosas, por poseer un impactante contenido gráfico. Dentro de ese contenido gráfico destaca la obra aportada por María Conejo. Esta artista visual mexicana ha dedicado gran parte de su carrera artística y profesional a representar el cuerpo femenino. En cierto modo, y atendiendo a las propias declaraciones de Conejo y a lo que ha contado sobre su vida, ese representar el cuerpo femenino es, para ella, una especie de terapia. María Conejo vivió durante su infancia y adolescencia traumáticas experiencias de acoso y descalificación de su anatomía. En gran medida, el representar el cuerpo femenino ha sido para ella una manera de reapropiarse de su propia imagen y de su sexualidad. Junto a las ilustraciones de María Conejo, la Pussypedia muestra ilustraciones realizadas por artistas voluntarias de todo el mundo.

A nivel gráfico, la Pussypedia se distingue claramente de otras webs con contenido digital sobre salud y sexualidad femenina. Mucho más impactante visualmente, la Pussypedia posee una pussy 3D. Esta pussy 3D, digital, explorable e interactiva, sirve a la usuaria para que visualice con mayor facilidad aquello que se está explicando y, al mismo tiempo, pueda relacionarlo sencillamente con su cuerpo.

Zoe Mendelson, por su parte, es una periodista estadounidense que reside en Ciudad de México. Mendelson se hizo un día una pregunta: ¿podemos eyacular las mujeres? Buscó información al respecto por internet pero no sacó nada en claro. Eso sí: esa búsqueda le sirvió para comprobar hasta qué punto su propio cuerpo era un extraño para ella, hasta qué punto desconocía los mecanismos de su aparato genital, las claves de su sexualidad. Era necesario, pues, crear un instrumento que proporcionara la información necesaria para saber cómo son y cómo funcionan los órganos sexuales femeninos. El resultado de la búsqueda de ese instrumento es, finalmente, la Pussypedia.

pussypedia

En la creación de la Pussypedia han colaborado alrededor de 200 personas. Entre ellas podemos encontrar desde preadolescentes de la escuela secundaria hasta investigadores de Yale o Harvard.

Las creadoras de la Pussypedia han abierto la posibilidad de que los usuarios y usuarias de esta enciclopedia colaborativa puedan realizar donaciones. En la misma web se advierte que dichas donaciones van destinadas a:

  • Pagar escritores trans, nobinaries, intersex y con discapacidades.
  • Mejorar el sitio con más funciones.
  • Producir eventos para verificar información.

Uno de los objetivos que se han marcado las creadoras de la Pussypedia es que en un futuro se pueda pagar a todos los “escritorxs, editorxs, traductorxs, verificadorxs de información e ilustradorxs”.