El blog de GirlsBCN TV

Todas las novedades sobre el mundo del erotismo

El coño más lindo del mundo

Cirugía vaginal

La Estética lo inunda todo. Ya no basta con lucir un tipazo estupendo, ni con mostrar una piel limpia de imperfecciones. Que el cabello brille se da por supuesto. Es más: la persistencia de un mismo peinado sobre una misma cabeza no es sino la muestra de una falta de imaginación o de un acomodamiento que sólo hace presagiar la prematura llegada de una dejadez casi viejuna. Las modas vuelan como drones descontrolados. Hoy se llevan las barbas hasta el pecho y mañana la cabeza y el rostro completamente rasurados. Hoy conviene asistir a las fiestas ofreciendo la imagen casi decimonónica de un conde ruso y mañana la del Coronel Kurtz, el personaje de Apocalypsis Now interpretado por Marlon Brando. Los zapatos que hoy son los más in del mercado y la pasarela mañana están out como un peinado de Carmen Polo. Las faldas se alargan y se acortan con la misma facilidad con la que David Beckham cambia de look. Nada se libra del imperio dictatorial de las modas. Ni siquiera los coños.

Las vulvas también deben ofrecer una imagen a prueba de toda exigencia estética. De hecho, hasta se convocan por internet concursos de vaginas hermosas. No hace mucho convocó uno de esos concursos un creador de juguetes sexuales. ¿La finalidad? Utilizar la vagina más hermosa del mundo como molde para crear un nuevo juguete erótico. ¿El premio? Un viaje a Berlín (allí se realizará el escaneo 3D de la vagina para elaborar el juguete) y 5.000 dólares. Quién fue la ganadora de entre las 182 mujeres participantes en el concurso no importa mucho. Casi tres millones de votos recibidos de 191 países sirvieron para determinar que la vagina más hermosa del mundo pertenecía a una mujer escocesa que se había identificado con el nombre de Nell.

Los elementos a valorar en cada imagen enviada eran los siguientes: la forma, la longitud de los labios mayores y menores, las capuchas del clítoris, las rugosidades de las vaginas y, por supuesto, la aparente textura de cada una de ellas. La vagina de la escocesa Nell, al parecer, reunía las características más idóneas para recibir el galardón de coño más bonito del mundo.

Los vaivenes de la moda y las mejoras técnicas que en el campo de la cirugía estética de tanto en tanto le acompañan hacen que aspirar a igualar la prestancia perfecta de esa vagina no resulte un imposible. Algunas actrices porno, por ejemplo, no le han hecho ascos a pasar por el quirófano para experimentar una sesión más o menos agresiva de cirugía vaginal.

Sí: al igual que una mujer puede optar por ponerse o quitarse pecho o por hincharse los labios o por modificar su arco de Cupido, también puede elegir encargar a un cirujano plástico una faena de chapa y pintura del chichi. Los coños se operan como se operan las orejas o las narices y cada vez son más las mujeres que intentan remodelar una parte tan sumamente importante y privada de su anatomía. Hay quien se recorta un trozo de labio, hay quien se inserta un himen, hay quien intenta recuperar la elasticidad vaginal gracias al uso del bisturí y el colágeno.

Tipos de cirugía vaginal

En algunos casos, la cirugía vaginal intenta corregir alguna serie de deformidad que causa problemas y molestias a la mujer. La hipertrofia de los labios menores puede ser una de ellas, especialmente si la mujer realiza habitualmente deporte. El desprendimiento del suelo pélvico, otro. Son muchas las mujeres que, tras un embarazo, se resienten de un suelo pélvico debilitado o herido. La cirugía del suelo pélvico se plantea como una solución no sólo para evitar en la medida de lo posible las pérdidas de orina, sino también como una buena manera de recuperar una elasticidad que permitirá seguir disfrutando del sexo de una manera intensa.

Algunas de las formas más comunes de la cirugía vaginal son las siguientes:

  • Labioplastia o cirugía consistente en buscar la simetría y forma deseada de los labios menores.
  • Clitoroplastia o cambio de la morfología del clítoris y/o del capuchón que lo recubre.
  • Liftings de pubis.
  • Eliminación de los labios menores. Esta operación, muy demandada en los USA, busca dar a la vagina que podría tener, por ejemplo, el coño de la Barbie.
  • Blanqueamiento de la vulva para conseguir un aclaramiento de la pigmentación de la zona.
  • Intentar dar a la vagina un aspecto más juvenil rellenando los labios mayores.

El contouring vaginal

A todos estos tipos de cirugía vaginal se une otro que se conoce como contouring vaginal y que toma su nombre de una técnica de maquillaje. El contouring vaginal se realiza utilizando una especie de vibrador que estimula la producción de colágeno en la abertura vaginal. La producción de colágeno en esta zona permite que los labios y las paredes vaginales se vuelvan más prietas y firmes. El endurecimiento de las paredes y labios vaginales es directamente proporcional al placer experimentado al mantener relaciones sexuales. Con el contouring vaginal se consigue intensificar el placer sentido y mejorar la calidad de los orgasmos.